10 razones para el consumo de pescado

Propiedades, beneficios y 10 razones para el consumo semanal de pescado

 

  1. Aporta un alto contenido de proteínas a la dieta, entre 10 y 22% por cada 100 gramos de producto comestible.
  2. Contiene una amplia variedad de vitaminas y minerales, y la calidad de sus grasas es de fácil digestión debido a que son poliinsaturadas.
  3. El aceite de pescado es fuente de vitamina D, indispensable para metabolizar el calcio y fósforo, útiles en la formación y fortalecimiento de dientes y huesos.
  4. Contiene entre 100 y 700 mg de fósforo, necesario para el mantenimiento de los huesos, la sangre, tejidos musculares y es facilitador en la generación de energía. Modera el consumo de pescado seco por su alto contenido de sodio.
  5. Para aportar a la dieta las cantidades suficientes de ácidos grasos no saturados provenientes de pescado azul (atún, sardina, trucha, salmón, mojarra, sierra) lo ideal es comerlo tres veces a la semana.
  6. Los pescados denominados azules, como atún, arenque, bonito, boquerón y sardina, de carne oscura y sabor fuerte, contienen grasas poliinsaturadas: Omega 3, ácido oleico y ácido linoleico que ayudan a proteger el corazón y al sistema circulatorio, porque reducen el colesterol malo (de baja densidad).
  7. Los ácidos grasos Omega 31 presentes en los pescados, como atún, jurel, sardina y salmón, son componentes estructurales del cerebro y de la retina en los ojos, durante el desarrollo temprano de las personas.
  8. Durante todo el año, la oferta en los mercados es muy amplia y variada para disponer de especies económicas.
  9. La preparación de pescados y mariscos es muy versátil.
  10. Inclúyelo en tu dieta para hacerla variada durante todo el año y no sólo como una tradición en la Cuaresma.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: