Croquetas caseras de vieiras y gambas

¿Te gustan las croquetas? Pues cómo no vas a disfrutar de esta receta gourmet que hemos preparado en la Cocina de Aligator para la cena de Nochevieja, riquísima por cierto. La mezcla entre ingredientes frescos como las vieiras y las gambas, en bechamel al gusto y con el rebozado crujiente…  Dejemos de deleitarnos imaginándonoslo y ¡vamos a ello!

Croquetas caseras de vieiras y gambas

Tiempo de preparación: 2-3 horas

Ingredientes

  • 500 gr. de carne de vieira Aligator
  • 1 bolsa de gambas peladas Aligator
  • huevos
  • 1 guindilla
  • harina de trigo
  • leche entera
  • 40 gr. de mantequilla
  • pan rallado
  • aceite
  • sal

Preparación

  1. El primer paso es descongelar las gambas y las vieiras Aligator (el día antes, en la nevera).
  2. Cuando estén descongeladas, las troceamos en pequeños trozos con un cuchillo.
  3. A continuación, fundimos en una cacerola la mitad de la mantequilla y le añadimos la guindilla, junto a las gambas y las vieiras. Retíralo todo en un plato y tiramos la guindilla, que ya no nos servirá.
  4. Pasamos a hacer la bechamel: en la misma cacerola ponemos el resto de la mantequilla y dos cucharadas de la harina de trigo, reducimos el fuego y removemos hasta que se toste.
  5. Echamos la leche poco a poco mientras removemos la masa. Hay que trabajarla, que quede uniforme. Debe de de quedar una bechamel cremosa y sin grumos.
  6. Insertamos a la bechamel un poco de sal y le añadimos la carne de marisco que hemos preparado antes.
  7. Mezclamos y removemos el tiempo necesario para que quede una buena consistencia entre los ingredientes. Cuando terminemos, lo volcamos en un recipiente y dejamos reposar a temperatura ambiente.
  8. Cuando esté fría la masa empezamos a hacer las croquetas: colocamos en un plato el pan rallado y en otro los huevos batidos.
  9. Con la ayuda de una cuchara o con las mismas manos, cogemos la cantidad de masa que queramos (será el tamaño de las croquetas). Damos forma, mojamos en el huevo batido y rebozamos en el pan rallado.
  10. Freímos las croquetas. Para ello, hay que ser generosos con el aceite y poner la cacerola a fuego fuerte.
  11. Vamos colocando las croquetas y dándoles vueltas para que se frían de igual manera por todos los lados. Eso sí, segundos después reducimos el fuego para que se terminen de hacer por dentro.
  12. Cuando estén hechas las escurrimos bien y las dejamos reposar en un recipiente con papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite.
  13. Al terminar de freír y dejarlas reposar unos minutos, podemos enplatar y servir. ¡Menudas croquetas te habrán quedado! ¡Volarán!

No Comments